PluralNoticias 04

Frecuencia Zero 92.5 FM

alaire 01  

bannerCOLUMNISTAS 25

sartelli latinoamerica.jpg

Mientras Argentina define su futuro con las elecciones del próximo domingo, muchos países de la región y del mundo demuestran fracturas con conflictos internos y movilizaciones numerosas, como el caso de Chile, Ecuador y Venezuela en América, e Inglaterra y España en Europa. ¿Por qué suceden estas tensiones? ¿Están relacionadas entre sí?


Resultado de imagen para ECUADOR protestas"Estamos en una situación muy tensa pero todavía no llegamos a lo peor: hay una oleada hacia la izquierda muy pronunciada, y tiene que ver con la crisis del capital a nivel mundial que se expresa de diferentes maneras en diferentes lugares y con diferentes elementos", evaluó Eduardo Sartelli en comunicación con Frecuencia Zero. Según su mirada, existe ese punto en común, pero cada una de las crisis que se sucitaron en las últimas semanas están compuestas por características autóctonas muy específicas. 

Ecuador vivió jornadas de máxima tensión cuando el presidente Lenin Moreno decidió eliminar los subsidios a los combustibles y que provocó la represión de las fuerzas policiales contra las organizaciones indígenas que se manifestaban. En este sentido, el historiador explicó que es un caso "parecido al Argentino", al cruzar un paralelismo con lo que puede llegar a significar el potencial mandato de Alberto Fernández. "Es lo que mucha gente pretende que debiera hacer Fernández, salir del populismo desde adentro, pero en este caso fue una carrera contra la deuda que terminó mal", explicó. 

El fin de semana pasado, Chile también protagonizó fuertes manifestaciones cuando su mandatario Sebastián Piñera decidió aumentar también el precio del subte de Santiago, lo que significó una revuelta que terminó con represión y, al menos, 11 muertes. "Se ha vendido como una suerte de modelo exitoso el capital chileno, de hecho, uno de los alumnos del modelo que instaló Pinochet es uno alumno modelo de la economía liberal mundial, pero cuando hacés las cuentas, que se atiene a lo que tiene, es como una Argentina remodelada por José Luís Espert", relativizó. En el mismo sentido, Sartelli anticipó que "se está aproximando un 2001 argentino en Chile". 

"Lo que está claro es que una de las difrerencias de Chile y Argentina es que el nuestro es un capitalismo mucho más complejo: Chile vive solo del cobre y lo maneja una empresa estatal, todo lo que dicen sobre Chile es falso, por empezar que es el reino de la economía privada: el corazón está manejado por un consorcio estatal", consideró, concluyendo en que estas crisis que se dan en múltiples países al mismo tiempo significan "la gigantezca falacia de las democracias burguesas en la actualidad".

 

0
0
0
s2smodern