PluralNoticias 04

Frecuencia Zero 92.5 FM

alaire 01  

bannerCOLUMNISTAS 25

portugal.jpg

El candidato presidencial por el Frente de Todos, Alberto Fernández, volvió esta mañana de su gira por Europa: luego de reunirse con el presidente Pedro Sánchez y dar una charla en el Congreso español, el ex jefe de Gabinete nacional viajó a Portugal para conocer en detalle cómo fue la salida de la crisis económica del país ibérico que le permitió convertirse en uno de los estados más prósperos de la Europa actual. 


Resultado de imagen para alberto fernandez portugal Lo que para el propio Fernández será una de las salidas exitosas a los programas económicos restrictivos del Fondo Monetario Internacional que buscará emular en caso de ganar en octubre, para otros implicó un ajuste de gran escala que significó un ajuste en el ámbito laboral y social. "La Unión Europea se encargó de que Portugal hiciera un ajuste brutal, al punto de que se tranformó en una Miami europea, llena de jubilados por la eliminación de los impuestos: el modelo portugués es un fracaso económico, una debacle social y lo único que podés encontrar son cuentas ordenadas", afirmó en diálogo con Frecuencia Zero el historiador Eduardo Sartelli. 

Para el intelectual, la situación política nacional se ve atravesada por tres elementos importantes: por un lado, el interés de Alberto Fernández sobre la emulación económica del programa portugués; por el otro, la declaración de la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner de querer constituir un nuevo orden en el que "será necesario hacer un esfuerzo"; y por último la represión de la semana pasada de la patota sindical chubutense sobre docentes que protestaban por el cumplimiento de las paritarias. 

"Vamos a un ajuste brutal: como resultado de todo esto, el grueso de la economía dependerá del mercado externo; ¿vamos a proteger a las PyMES? Guarda porque este asunto de que vamos al modelo portugés va hacia una primarización de la economía más grande de la que pensaba Mauricio Macri", disparó Sartelli. 

Según su mirada, existen diferencias "muy obvias" entre la estructura económica portuguesa y la Argentina, por lo que sería importante la reacción que Kirchner podría llegar a tener si no se reactivara la economía. Ante este panorama, "el Estado negro", un aparato represeivo y de cooptación que funciona al margen del Estado real sería importante para intervenir en cualquier problema que amenaza con desparramarse y "hacer de la situación social un problema". Por lo que anticipó un cambio de perspectiva en el poder judicial y la posibilidad de que diversos líderes sindicales que hoy están bajo prisión por delitos de corrupción pudieran ser liberados ante la llegada del gobierno postkirchnerista. 

"Que no extrañe que el Caballo Suárez vuelva a la acción y el retorno que se suponía que habían pasado a mejor vida: la batalla judicial presupone el lineamiento del sector judicial y todo Comodoro Py ya se está alineando, los señores que choreaban a dos manos ahora son pobres víctimas de la persecución policial; todo el tiempo insistiendote con eso, cadenas, opresión de los sistemas mediáticos", concluyó. 

 

0
0
0
s2smodern