PluralNoticias 04

Frecuencia Zero 92.5 FM

alaire 01  

bannerCOLUMNISTAS 25

kicillof_con_el_fmi_crop1550173288888.jpeg

Ayer se conoció una nueva cifra que provocó un baldazo de agua fría para las expectativas económicas del gobierno para el 2019. A diferencia de lo que había resaltado el presidente Mauricio Macri, que la inflación estaba decayendo, finalmente la inflación de enero demostró todo lo contrario: según el Indice de Precios al Consumidor (IPC) que releva el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el aumento generalizado de precios para el primer mes del año fue de 2,9 por ciento, una cifra que demuestra que este año será más duro de lo que se preveía.

 

joseca.jpg"Fue un mazazo, fue más alto incluso que lo que esperaban las consultoras privadas, y eso que siempre la inflación de enero es más baja que la de diciembre (fue de 2,6 por ciento)", describió en diálogo con Frecuencia Zero el columnista y especialista económico José Castillo. Los principales aumentos radicaron en el rubro Alimentos y Bebidas (3,4 por ciento), que generalmente repercute más en la población de bajos recursos; mientras que en el sector de las Comunicaciones el aumento fue de 7,4 por ciento tras la actualización en los costos de celulares.

Estos aumentos, sin embargo, no tienen proyección a la baja, ya que aun faltan los aumentos de tarifas que se dieron a principio de este mes y que tienen que ver con los servicios públicos (transporte, gas, agua y electricidad). "Si tenes enero y febrero con una suma cercana al 6 por ciento es terrible, ya que incide luego en la canasta alimentaria y significará una catarata de númeroes en rojo: consumo, industria, construcción", explicó el economista, advirtiendo que el panorama poco alentador terminará con "un marzo donde se conocerá el dato de aumento de la pobreza con un gran aumento".

Uno de los responsables del rumbo económico es el Fondo Monetario Internacional que monitorea la gestión del gobierno tras un nuevo acercamiento con la necesidad de ser rescatado a mediados del 2018. "Estuvimos obligados a votar un presupuesto con 0 por ciento de déficit fiscal, que hace que prácticamente no haya pesos en el mercado con una recesión que estamo viviendo", analizó Castillo, destacando que el oficialismo "ejerce a rajatabla las disposiciones del Fondo. A tal punto es la incidencia, que representantes se reunieron con miembros de la oposición con el fin de conocer cuales son sus proyectos económicos. Primero con el presunto precandidato presidencial Juan Manuel Urtubey, y ayer con uno de los señalados para correr por la gobernación de la Provincia de Buenos Aires y principales referentes económicos de la posible candidata Cristina Fernández de Kirchner". 

Rechazando el modelo propuesto por Kicillof, a quien señaló de "lavarle la cara al Fondo" por inducir que "están preocupados por la economía", el economista de izquierda propuso una batería de medidas que provocarían un impulso y una salida de la crisis: "No hay salida viable si primero no se rompe el acuerdo, se deja de pagar, se nacionaliza la banca y el comercio exterior para evitar la fuga bancaria y de capitales, y se estatizan las empresas privadas de recursos imprescindibles para la economía argentina; con este paquete tenes una base para empezar a construir otro sendero", concluyó.

 

0
0
0
s2smodern