PluralNoticias 04

Frecuencia Zero 92.5 FM

alaire 01  

bannerECONOMIA 12

Marcelo Ramal Iron Mountain

 

Hace pocas horas, el Fondo Monetario Internacional (FMI) planteó la insostenibilidad de la deuda argentina, por lo que le pidió una quita a los bonistas. Esta declaración valió la celebración del Ejecutivo nacional. "Nos dio la razón, lo que decíamos era verdad", sostuvo el presidente Alberto Fernández.

 

FMI Reexaminación del programa con la ArgentinaEn estos términos, el columnista económico Marcelo Ramal afirmó que el organismo dirigido por Kristalina Gueorguieva recibió el compromiso argentino de no volver a reclamar una quita en su deuda. En contraposición de las afirmaciones de Cristina Fernández de Kirchner y el Jefe de Estado.

Además, la misión del FMI se llevó el aumento por decreto a los jubilados, dejando un ajuste fiscal para 2020 y el aumento de las tarifas de energías y combustibles desde junio, según adelantó el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. Si bien aclaró que será para los sectores que puedan pagarlo, Ramal indicó que el incremento no será para unos pocos, teniendo en cuenta que el Gobierno considera que $20.000 son jubilaciones de privilegio.

En su análisis, Ramal expuso que el FMI habló de una deuda argentina del 90% del Producto Bruto. Contabilizando el dinero de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

Es que, según explicó en diálogo con FRECUENCIA ZERO, la deuda se divide en dos: legislación internacional y local. Entonces, el primer default será con lo nacional, que está en manos- principalmente- de la Anses. O sea, defaultearán a los jubilados. Luego, será con los bonistas privados- cuya deuda está en dólares-, que quieren estirar la negociación hasta que la Argentina esté exhausta de reservas.

Por lo tanto, el dirigente del Partido Obrero aseguró que el escenario de cesación de pagos "está totalmente planteado". El Fondo sólo pretende ponerse primero en la línea de acreedores si se viene el default, como hizo tras la crisis de 2001.

0
0
0
s2smodern